Enfrentando las frías temperaturas extremas de la Región de Aysén, especialistas en Montaña del Ejército de Chile, desarrollaron un ejercicio para aumentar y perfeccionar las técnicas de rescate en condiciones extremas como glaciares y lugares de difícil acceso. Todo tomó lugar en la zona General de Cochrane, Cordón y Lago Esmeralda, escenarios que se caracterizan por su clima y terreno adverso.

Este ejercicio es de especial importancia en el apoyo a la comunidad, considerando que, en caso de emergencia, como en accidentes de turistas, son pocos los que pueden ejecutar acciones de rescate, marcando la diferencia entre la vida y un desenlace fatal.

En esta acción participaron las Patrullas de Auxilio y Rescate Militar (PARMEs) de la Compañía Andina Divisionaria N°20 “Cochrane” y del Destacamento Motorizado N°14 “Aysén”, junto al Pelotón de Aviación y Exploración N° 4 “Coyhaique”, oportunidad en que se simuló el rescate y evacuación de una persona accidentada, permitiendo a las unidades desplegar el máximo de iniciativas y aplicar las técnicas aprendidas.

“El principal desafío es ejecutar las diferentes técnicas de rescate organizado en ambientes extremadamente difíciles, debido a su condición climática y por el terreno mismo, el que muchas veces pone en peligro incluso a los patrulleros”, explica el Capitán Felipe Williams C., oficial que participó en la planificación del ejercicio.

Durante este periodo de dos semanas, los integrantes de las tres patrullas (21 personas en total) homologaron técnicas de rescate, inserción anfibia, primeros auxilios, trabajo con aeronaves, auto rescate y rescate en altura. “En esta oportunidad se logra apreciar trabajo en equipo, espíritu de cuerpo, profesionalismo y capacidad resolutiva de los diferentes comandantes”, agrega el Capitán Williams.

Soldado de Tropa entre los especialistas

Si bien este ejercicio es habitual, esta oportunidad se diferenció al contar con un Soldado de Tropa Profesional como parte de las cordadas de rescate, demostrando su capacidad y la confianza que los instructores depositan en él. Se trata de Héctor Paredes Pacheco, quien confiesa sentirse “muy bien y agradecido de que me den la oportunidad, porque al ser el único Soldado de Tropa Profesional, obviamente ven que soy capaz de realizar un ejercicio de esa magnitud”.

Sobre porqué participar de este ejercicio, Paredes dice que “es algo motivante y una tremenda experiencia para mí”, agregando que “motiva” realizar este tipo de acciones “al poder hacer cosas que pocos podrían tener oportunidad”.

“Este año postulo a la Escuela de Suboficiales y el mensaje que le entrego es que se motiven, porque la Institución es muy bonita. Con todo lo que he aprendido me dan ganas de seguir aprendiendo mucho más y motivarlos a todos a que postulen”, agregó el Soldado Paredes.

De esta forma, el ejercicio finalizó exitosamente, entregando al Ejército patrullas con un alto entrenamiento en técnicas y rescates para operar en situaciones de emergencias y catástrofes, en escenarios de climas adversos. Estas son operaciones que van en directo beneficio de la comunidad, cuando sean requeridas.

Fuente e imágenes: Ejército de Chile.