spot_img

Conociendo el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja – SOFIA –

Justo antes de FIDAE 2022, Delphos Magazine, tuvo la oportunidad de visitar y conocer de cerca a SOFIA. La visita estuvo encabezada por el científico norteamericano Edward Harmon, responsable de las misiones de SOFIA, junto a él se encontraba el Subgerente de Comunicaciones y Experiencia del Cliente

El Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja, más conocido por sus siglas SOFIA (en Ingles), es un proyecto conjunto de la NASA y el Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt (Agencia Espacial Alemana, DLR) y se encuentra emplazado a bordo de un Boeing 747SP.

SOFIA tiene el principal telescopio de 2,7 metros (con una apertura efectiva de 2,5 m), el cual apunta hacia el lado Izquierdo de la aeronave.  A demás del telescopio SOFIA, cuenta con otros 6 instrumentos, estos incluyen cuatro instrumentos científicos de instalaciones, que son mantenidos y operados por Science Mission Operations (SMO), dos instrumentos científicos de clase de investigador principal (PSI).

SOFIA opero desde el aeropuerto Arturo Merino Benítez (SCL/SCEL), desde el 21 al 30 de marzo 2022, en vuelos desde el continente y sobrevolando el océano en altitudes entre 37.000 y 43.000 pies.  Estas altitudes permiten una visión muy clara hacia las estrellas, debido a la baja humedad y también permiten mantener fríos los instrumentos de observación infrarroja.

Edward Harmon, señalo que los vuelos realizados desde Chile tuvieron como objetivo estudiar la Nebulosa Magallanes, la cual es solo visible desde el hemisferio sur y se encuentra a 163.000 años luz de distancia desde la Tierra, junto con aquello destacó la presencia de científica chilena Mónica Rubio de la Universidad de Chile, quien participó en estos vuelos estudiando la Nebulosa Magallanes.

Posteriormente, ingresamos al Boeing 747SP, en donde se encuentra el centro de control de los instrumentos y del telescopio.  Cabe destacar que el Telescopio y los instrumentos se encuentran en la parte trasera de la aeronave, en un compartimiento especialmente aislado de los movimientos de la aeronave y sin presurizar, debido a que, durante su operación a gran altitud, los instrumentos son expuestos al exterior.

Este Boeing 747-SP, número de serie 21441, fue entregado nuevo a Pan American World Airways (Pan Am) en 1977, N536PA, y lleva el nombre de “Clipper Lindbergh” luego fue United Airlines, 1986.  En octubre del 1997 pasó a ser operado por NASA con la matrícula N145UA y el 2004 fue re-matriculado N747NA. Con un fuselaje de 6.1 metros de ancho y la capacidad de volar hasta 15 horas con las modificaciones, hacen a este 747 una plataforma perfecta para este tipo de misiones.

Para finalizar, el científico norteamericano, comento es está evaluando que SOFIA podría volver a operar desde Santiago durante los meses de junio o julio del 2022, pero que esta decisión aún no está tomada.

Agradecemos a la embajada de Estados Unidos y a NASA por poder visitar uno de los observatorios más importantes en la exploración de nuestro universo.

 

Síguenos en redes sociales

SeguidoresSeguir
SeguidoresSeguir
SuscriptoresSuscribirte

Suscríbete

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
es_ESSpanish