spot_img

Cierre de espacios aéreo entre Europa y Rusia, una consecuencia de la guerra que afecta a la Aviación Civil y Comercial Europea

La guerra es uno de los horrores del hombre, se ha producido entre Rusia y Ucrania, una guerra que ha sido mediática y casi en tiempo real.

Debido a esta confrontación bélica, una de las restricciones entre Europa y Rusia ha sido el cierre de sus espacios aéreos para aeronaves de uno u otro lado.  Al comienzo, Inglaterra cerro su espacio aéreo a las aeronaves particulares matriculadas rusas (RA-) y además prohibió la operación de la aerolínea Aeroflot en sus aeropuertos y en su espacio aéreo.   Posteriormente el parlamento europeo opta por la misma medida, por lo cual ninguna aeronave matriculada en rusa podrá volar sobre el territorio de la comunidad europea.  Junto con lo anterior, Estados Unidos también prohibió la operación de Aeroflot en sus aeropuertos y Canadá cerró el espacio aéreo para todas las aeronaves rusas.

Las autoridades Rusia, en respuesta a estas restricciones impuestas por la comunidad europea, han anunciado restricciones de su espacio aéreo para los vuelos de líneas aéreas de 36 países.

«De conformidad con las normas del Derecho Internacional, como respuesta a la prohibición de los estados europeos de vuelos de aeronaves civiles operadas por líneas aéreas rusas o con matrículas rusas, se han introducido restricciones a los vuelos de líneas aéreas de 36 estados«, apunta un comunicado de la Agencia Federal de Transporte Aéreo.

Por lo tanto, Moscú ha prohibido vuelos de aerolíneas de países y territorios europeos entre los que se encuentran: Austria, Albania, Alemania, Bélgica, Bulgaria, Reino Unido, Hungría, Gibraltar, Dinamarca, España, Irlanda, Islandia, Italia, Chipre, Letonia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, Croacia, República Checa, Suecia y Estonia. A demás de Canadá.

Pero, ¿qué significa esto para la aviación europea?

Al cerrar el espacio aéreo, significa que las conexiones entre Europa y Asia, se ven “alargadas”, ya que los aviones no podrán utilizar una ruta eficiente y de menor costo, ya que dichas aerovías cruzaban el espacio aéreo de Rusia, por lo que aumentan los costos del vuelo, así como también el tiempo de vuelo. Por ejemplo, el vuelo de Londres a Hong Kong, que dura aproximadamente 11 horas 40 minutos, debido a la nueva ruta, el vuelo dura 13 horas 50 minutos. Otro Ejemplo es el vuelo de Air Canadá desde Toronto a Nueva Delhi, el cual normalmente dura 13 horas, ahora dura 15 horas. Ustedes dirán que dos horas no es mucho, pero el tema es que hay que llevar el combustible para esas dos horas extras, lo que implica llevar menos carga pagada, por lo que en sí, el vuelo pierde eficiencia tanto aeronáutica, por no utilizar la mejor ruta, como económica, por ser más caro de lo presupuestado.

Esto será un golpe más para las aerolíneas europeas, quienes deberán reestructurar sus rutas, lo que implicará un aumento en sus costos por necesitar más combustible, lo que aumentarán los valores de los pasajes aéreos y el valor de la carga área. Esto ha llevado a varias aerolíneas europeas a suspender sus vuelos con destinos a Asia, por el aumento del costo del vuelo, debido a la nueva ruta que deberían tomar para llegar a destino sin sobrevolar por Rusia.

Todo lo anterior, también aplicará a las líneas aéreas rusas, para sus rutas que no son a países europeos, ya que han debido cancelar todos los vuelos a dichos países, por no poder aterrizar.

Síguenos en redes sociales

SeguidoresSeguir
SeguidoresSeguir
SuscriptoresSuscribirte

Suscríbete

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
es_ESSpanish